March 20, 2016

The world upon my shoulders

Yo, siempre volviendo a este lugar, con un sentimiento enorme de rotura, de alma dañada y apunto de colapsar.
No sabría explicar como cambio todo tan radicalmente, o quizás sea que andaba tan ilusamente feliz que no vi que todo se pudría, no sé por donde empezar en realidad, y sé que inexorablemente terminaré hablando de él aunque no quiera tenerlo en la mente. Pero, mas alla de él, tengo problemas mas graves como que quizas esté embarazada, y que quizas no tenga el tiempo suficiente siquiera para tenerlo porque por alguna fuerza sobrenatural llamada vida, tengo cáncer. 
Estuve evitando llorar, hasta el viernes por la tarde, cuando la gota colmó el vaso y en una crisis de ahogo llamé a una amiga que tuvo que quedarse hasta que me agote de llorar y caí dormida. 
Hasta ayer no sabía como explicar lo que siento, luego de hablarlo y hablarlo llegue a la conclusión más cercana y parecida a la realidad, me siento como hecha de porcelana, una porcenala fisurada y llena de agujeros por tantos analisis, una porcelana con moretones internos, con hemorragias leves que hacen que sobreviva pero con debilidad. Una estatua fría de porcelana, que supura por las aberturas, que con otro cambio brusco va a terminar rota en añicos, una ilusa porcelana que amó sin restricciones y que luego fue tirada cuando ya no hizo falta. Siento, que si me tocan fuerte termino pulverizada. Hecha polvo, irreconstruible.

5 comments:

Anonymous said...

Hola Andrea. Nunca hablamos pero llevo un tiempo leyéndote. Siento mucho lo que te pasa, no sé que decirte. Nada de lo que diga te va a dar alivio, pero espero con todo mi corazón que todo salga bien para vos. Y que sepas que voy a estar pendiente de cualquier noticia tuya, así que ,por favor, trata de contarnos como va todo.
Te mando mucha fuerza y cariño, espero saber de vos pronto.

Daniela.

Sullen said...

Se que tal vez este comentario no cambie nada de lo que sientes, pero no pierdas la esperanza, hay cura para el cancer sobretodo si se detecto en etapa incipiente. Las palabras sobran pero ¿no acaso la porcelana mas valiosa es aquella que desquebrajada se rescata uniendola con oro? eso solian hacer los japoneses. Se llama Kintsugi, tal vez tu seas un Kintsugi Andrea.

Andru said...
This comment has been removed by the author.
Alex Lecrouge said...

aférrate a la vida, me gustaría que lo intentaras.

Anonymous said...

Volver a escribir, por favor. Me gustaría saber cómo estás.